Cristal

El CRISTAL TEMPLADO es un cristal de seguridad procesado a través de un proceso térmico, donde el cristal se somete a un calentamiento en un horno por encima de los 720 grados, posteriormente se somete a un enfriado rápido por corrientes de aire forzado que lo templan superficialmente en sus capas, produciendo así un cristal con mayor fuerza en comparación con un cristal normal. 

Las características más importantes del cristal templado son:

  • Cristal 4 a 6 veces más resistente que un cristal normal.
  • Mayor resistencia al impacto.
  • Mayor resistencia a esfuerzos por choques térmicos importantes.
  • Mayor resistencia a los esfuerzos por los empujes del viento.
  • Si falla, no se rompe en pedazos peligrosos y cortantes, se fragmenta en pedazos diminutos no cortantes que disminuyen el riesgo.

El cristal templado se suele utilizar en aplicaciones en las que el cristal va a soportar un alto esfuerzo mecánico (por ejemplo en puertas, paneles laterales, etc.)

La manufactura de los cantos del cristal, los taladros, las muescas etc, se lleva a cabo antes del proceso de templado, dado que después de éste no se puede realizar.

Aplicaciones:

  • Fachadas
  • Puertas
  • Canceles de baño
  • Barandales

Por sus excelentes características de seguridad se han diversificado sus usos para: Muebles, cristales automotrices, barandales, domos y cubiertas, canceles de baño, pisos de cristal, puertas automáticas comerciales, fachadas comerciales, fachadas integrales de edificios, etc.


GALERÍA